Las lesiones deportivas, ¿casualidad o causalidad?

Estamos acostumbrados a creer que si nos lesionamos o si tenemos algún dolor recurrente, una enfermedad a nivel muscular, artritis, artrosis, tendinitis, codo de tenista, esguinces, fracturas y demás lesiones, son debido a una casualidad, una debilidad por la edad, una debilidad congénita, la mala suerte, problemas genéticos hereditarios, etc. Pero la realidad nos muestra otra cosa…

Gracias a la Medicina Germánica del Dr. Hamer hoy podemos entender ¿cómo?, ¿por qué? y ¿para qué? aparecen las necrosis musculares, la debilidad o fortalecimiento muscular, los calambres o los desgarros.  

Las lesiones deportivas más comunes • Oroitu

A partir de allí podemos definir cuándo podrían ocurrir lesiones deportivas debido a que los músculos, huesos y tendones son muy fuertes, específicamente los huesos. Para que un hueso se rompa tiene que haber una necrosis previa o un accidente que sea muy fuerte y por lo general no alcanzan los “golpes” deportivos, para lesionar un hueso, si es que este no se encontraba necrosado previamente.

Según la medicina tradicional…”las lesiones deportivas ocurren durante la práctica de una actividad deportiva de tipo profesional o amateur. Algunas de estas lesiones ocurren casualmente, otras se deben a prácticas o posiciones incorrectas durante un entrenamiento o en una competición, o al uso incorrecto del material.

Las lesiones deportivas suelen consistir en traumatismos musculares y traumatismos de las articulaciones y los ligamentos:

  • Lesiones musculares (desgarros, tirones, calambres)
  • Esguince de tobillo o de la rodilla
  • Fracturas óseas
  • Lesiones de los tendones

Que nos cuenta la Medicina Germánica sobre los músculos, huesos, tendones y ligamentos.

Los mismos son órganos que tienen origen en la capa germinal del Nuevo Mesodermo y están controlados por la Médula Cerebral, el funcionamiento que van a tener es el mismo que ustedes conocen y pueden observar plenamente cuando una persona, por ejemplo, va al gimnasio a entrenar un músculo con el objetivo de que este aumente su masa muscular o se tonifique. 

Para que el músculo crezca primero tiene que necrosarse, es decir, tiene que destruirse, esta destrucción genera algo similar a los agujeritos de un queso gruyere, para que posteriormente cuando el conflicto se resuelva, (un conflicto biológico de profunda o leve desvalorización), en este caso el ejercicio, el músculo necrosado se rellene, y luego pueda crecer. Este proceso ocurre solamente si la persona ha resuelto el conflicto y se encuentra en la fase de reparación, en la cual aparecerán edemas que rellenaran las necrosis, generando inflamación y dolor temporal hasta que la reparación se termine.

De la misma manera que la persona sabe que no le conviene fatigar el músculo excediéndose en repeticiones o en peso, por que el mismo se puede romper, si la persona permanece en la fase activa del conflicto, por más que no esté teniendo un conflicto de movimiento real, estará teniendo un conflicto de movimiento y desvalorización simbólica, la cual generará la misma misma necrosis durante la fase activa del conflicto, pudiendo incluso tener fracturas espontáneas sin realizar ningún ejercicio.

Hay que aclarar que si el conflicto es simbólico aplicaremos lateralidad biológica para reconocer con quién es el conflicto específico.

También si la persona viene con grandes conflictos de desvalorización o movimiento lesionando y necrosando tanto músculos como huesos, una pequeña carga física real podría también terminar de lesionar el órgano.

Y es muy importante saber que si la persona se encuentra en fase de reparación, la presión estará siempre más baja, la cual  por efecto genera la pérdida de fuerza muscular y el aumento de accidentes musculares u óseos, debido a su debilidad.

El Dr. Ryke Geerd Hamer llamó a los músculos, huesos y tendones (todo los órganos originados por la capa germinal del nuevo mesodermo) “el Grupo de Lujo” porque la mejora producida durante la fase de reparación permanecerá, mejoran su función después del sbs, o sea, un músculo podrá soportar más peso que antes o tener más fuerza. Esa mejora aumentará de tamaño y peso el órgano implicado y el sentido biológico como hemos observado se encuentra durante la fase de reparación.

Es muy importante saber que al igual que fatigamos un músculo al entrenarlo, la fatiga muscular también puede ocurrir ante un conflicto biológico simbólico, no solamente real, una situación totalmente dramática, vivida en soledad y de una manera totalmente inesperada.

Cuando un hombre diestro sufre un choque biológico que afecta por ejemplo el gemelo derecho, donde la situación podría ser la de “querer frenar una relación con una pareja por que avanza muy rápido para su gusto” tendrá una necrosis  durante la fase activa del conflicto.  El gemelo tiene la función orgánica de frenado del cuerpo, entonces podría ser una situación simbólica la que lo afecte aplicando lateralidad biológica o también una situación real, en el caso de que lo use tambien para jugar al fútbol, es por esto que en este caso este hombre diestro tendrá una doble fatiga, la cual podría derivar en una lesión si es que la persona no sabe y pretende entrenar su gemelo como si no tuviera el conflicto en su relación. Si se llega a presentar una situación donde tenga que frenar rápidamente puede llegar a provocar una lesión del órgano que ya estaba fatigado previamente por la necrosis en fase activa del conflicto simbólico de su relación. 

También hay que tener en cuenta que un jugador profesional ya tiene muchos conflictos previos a nivel muscular y de destreza, por lo que sus talones de aquiles siempre serán sus músculos para poder correr, saltar o patear más fuerte. Esto hace que también sus conflictos de movimiento simbólicos siempre tengan mayor masa conflictual y por ende más posibilidades de lesiones que cualquier otra persona.

Lo importante aquí es saber que la persona, en este caso el hombre diestro podría llegar a la fatiga muscular y la lesión del órgano sin darse cuenta y más rápido de lo que se imagina debido a que el músculo ya está siendo entrenado por el conflicto.

Tambien cabe volver a aclarar que en conflictos simbólicos del Nuevo Mesodermo aplicaremos siempre la lateralidad biológica. 

Entonces el choque biológico estará vinculado con el sentido biológico de cada músculo, hueso o tendón en particular y la relación con quien esté  teniendo el conflicto.

Si los conflictos son de una profunda desvalorización implicaremos a los huesos, y si son de una leve desvalorización implicaremos a los músculos, tendones y ligamentos.

  • No ser capaz de escapar (involucraría a las piernas)
  • No ser capaz de frenar (involucraría a los gemelos)
  • No ser capaz de apartar a alguien o algo, levantar algo, acercar a alguien (involucraría a brazos)
  • No ser un buen compañero, jugador, rival, padre, madre (implicaría los hombros)
  • No tener buena estabilidad (involucraría a los pies y los tobillos)
  • No poder avanzar en relación a una jugada o una situación (involucraría a los cuádriceps)
  • No poder empujar algo o a alguien (involucraría a los tríceps)
  • No poder sostener la presión, una jugada o una relación (involucraría a los biceps)

Estos programas biológicos, que en fase activa tienen una necrosis del músculo voluntario o del tendón. 

Una vez que el conflicto está resuelto aparecen los edemas e inflamación con dolor en la fase de reparación, los cuales tienen un pleno sentido biológico hacia el final del SBS (sistema biológico y sensato del cuerpo), en la fase PCL-B, para incrementar la masa muscular y así fortalecer el músculo.

Con el SBS terminado, tendremos la reconstrucción y mejora del órgano. Ahora que el SBS ha terminado la persona ya no corre riesgos de lesiones musculares u óseas, debido a que su presión muscular vuelve a la normalidad y sus tejidos están cicatrizados y mejorados.

Hay que tener en cuenta que con cada recaída el drama aumenta, y proporcionalmente al incremento del drama se incrementa la necrosis de la fase activa, la cual podría llevar a la fatiga muscular y la lesión si la persona no frena a tiempo la situación. 

Entonces con cada recaída las necrosis serán cada vez más grandes, y por efecto cuando entre en reparación el tejido muscular será reemplazado progresivamente por un tejido cicatricial más fibroso, lo que se conoce como atrofia muscular. Es por esto que el músculo puede quedar más pequeño y rígido con menos elasticidad.

También es el motivo de las contracturas musculares y los dolores cervicales (desvalorización intelectual con injusticias)

Ahora que sabemos que nunca las lesiones son una casualidad, siempre son el efecto de uno o varios programas biológicos activos y en recaídas. 

Un caso de estudio: que involucra lesiones de rodilla

Ronaldo sufrió una rotura del tendón rotuliano en la rodilla derecha

La LESIÓN que DESTRUYÓ la CARRERA de RONALDO NAZARIO - ¿HUBIESE sido el  MEJOR de la HISTORIA? - YouTube

Ronaldo, que era considerado el mejor del mundo, regresaba a los campos luego de una lesión de rodilla que lo dejó fuera por seis meses. Ese día se partió el tendón rotuliano de su rodilla derecha. Fue un episodio dramático para el fútbol mundial, porque estuvo a punto de perderse una leyenda

 RONALDO DIJO -Sufrí dos lesiones gravísimas que me quitaron tres años de carrera, que me dejaron secuelas y me hicieron anticipar el final de mi carrera”, dijo Ronaldo en 2011, al anunciar su retiro  

Y el DHS para la rodilla es el de Desvalorizacion deportiva o no tan deportiva, una desvalorizacion por rendimiento físico. La rodilla sirve para caminar, correr, hacer deportes, etc

Por ejemplo

  • No poder hacer lo que se “suponía” sabía hacer antes. 
  • Estoy viejo para….

Estos conflictos generalmente lo sufren deportistas que se creen los mejores, y cuando van al banco por un periodo de tiempo se desvalorizan. Los deportistas grandes o en vísperas de retiro.

  • Si yo hubiera sido más rápido…..
  • Incluso  cualquier “fallo” o “fracaso” al cambiar de dirección, es decir, alejarse o huir de una situación específica, real o simbólica. Ya que estamos hablando de un tendón en la pierna, y las piernas las usamos para movernos, entrar y salir, en una situación real o simbólica. 

Por lo general en los deportistas que buscan la perfección en lo que hacen, ocurre esta ruptura. Ya que no pueden alcanzar la perfección EXTREMA que buscan.

El sentir de impotencia se produce durante una tensión mental extrema con la intención de realizar el movimiento y así alcanzar la perfección, es decir, una eficiencia máxima en relación con un objetivo para el cual el individuo se esfuerza.

Y hay que recordar que en la epicrisis hay un retorno de la necrosis con posible ruptura del tendón. 

En caso de que quieras formarte en Medicina Germánica poder hacerlos haciendo CLICK AQUÍ o pedir consulta desde AQUÍ

Deja un comentario