El “perdón y la aceptación” mas filosos que una navaja

Nos han hecho creer que nosotros tenemos que “perdonar o aceptar” las situaciones que ocurren en nuestra vida y no nos agradan para poder superarlas.

Nos han hecho creer que tenemos que “superar las situaciones”.

Nos han hecho creer que tenemos la autoridad para perdonar o para aceptar. Como si fuera posible que alguien realice alguna acción que no sea en pos de evitar su sufrimiento o mantener su paz, tanto a nivel consciente como no tanto.

Para poder salir de este laberinto sin salida, primero tenemos que sincerarnos.

Es necesario darnos cuenta de que cada uno solamente se ocupa de uno mismo y todos esfuerzo es para uno mismo. La sociedad le ha puesto un nombre a ese hecho irrefutable de la vida, totalmente observable; lo ha llamado “egoísmo”, lo ha estigmatizado y con ello, todos hemos caído en la trampa.

Así, en el momento que busquemos sincerarnos, aparecerá al instante el primer “firewall” o muro del sistema llamado “culpa”, la culpa por ser egoísta. Esta culpa solo existe debido el adoctrinamiento recibido, el cual incita a alejarte del egoísmo, considerándolo “algo malo” o valga la redundancia “egoísta”. Pero ya sabemos que lo bueno y lo malo lo define el sistema, son puras ideas no son hechos, por lo tanto no son verdaderos.

Esto es fácil de verificar, ya que si le preguntas a una madre ¿qué es lo mas importante para ella, te responderá sin dudas y firmemente -Mi hija. Pero si luego le preguntas, y ¿qué te ocurriría si le pasa algo a tu hija?, ella responderá sin pensarlo, -Me moriría. Por lo tanto ella siempre pensó únicamente en ella.

Esto es un hecho, y no tiene nada de bueno o malo, así funcionamos, y no queda otra opción más que observarlo para no tener dudas.

Es decir ,el sistema se ha encargado de enjuiciar un hecho de la vida para que intentes alejarte de lo que sos, y en el caso de que te acerques, que sufras.

Si tomamos como premisa una observación irrefutable la cual es:

-Todo lo que hago lo hago para no sufrir y estar en paz

Si la observamos, si le prestamos atención nos daremos cuenta de que muchas veces actuamos de maneras que en realidad no van 100% a favor de ese hecho, pero no es por que realmente no lo busquemos, sino por que nos han forzado a través del entretenimiento y la distorsión de lo que es, a huir de la verdad, haciéndonos creer que si vamos hacia la verdad.

Nuestra vida esta llena de “Cafés con leche”.

Es decir, siempre hay un poco de verdad con un poco de mentira. Esto se debe a que si no hubiera algo de verdad en el mensaje que nos envían, lo rechazaríamos inmediatamente, es por eso que siempre algo es verdad de lo que te cuentan, pero no todo. Y esa parte que es mentira es lo más difícil de descubrir o discernir, por qué esta enmarañada con la verdad. A través de la acumulación de esas mentiras van condicionando nuestro psiquísmos y nos van programando y moviendo hacia donde no nos conviene realmente.

La única manera de que acatemos ordenes es a través del adoctrinamiento y adiestramiento, aquel que vienen recibiendo nuestros antepasados desde hace centurias, desde los inicios de nuestra propia existencia en este mundo, así y solo así todos iremos en la dirección del rebaño, la cual es marcada por la tendencia o moda y dirigida por aquellos que más se han alejado de la verdad.

Ahora podemos entender el “por que” de la idea del “perdón y la aceptación” son tremendamente peligrosas. Ya que te meten en un laberinto sin salida, te hacen juzgar todo lo que te ocurra, te hacen pensar la vida en lugar de moverte para donde necesites.

La jugada clave sería en lugar de resistirte a lo “que es” que te sigas moviendo, sin juzgar lo que ocurre, adaptándote constantemente y fluyendo como el agua que se adapta a cualquier superficie en la cual se encuentra.

“Todo cambia” en el juego de la vida, esto es lo único permanente.

Mientras nos resistamos a esa premisa irrefutable solo sufriremos.

Intentar perdonar o aceptar es resistirse a lo que es, suponiendo que “yo” tengo la autoridad de perdonar a alguien o de modificar el comportamiento de otra persona. Eso es totalmente una equivocación, que muestra una falta completa de observación en la vida.

La sola idea de “superar” una situacion, tiene implicito el concepto del tiempo psicologico, el cual es otro engaño.

El tiempo psicológico no existe, o resuelvo ahora o no resuelvo nunca, o lo veo ahora o no lo veo.

Cada vez que recuerdo algún acontecimiento del pasado y me resisto a lo que ocurrió, para mi cerebro esta ocurriendo ahora, y ahora se esta activando un programa biológico para adaptarme rápidamente a la situación que viví en el pasado, pero ahora; por mas que no este ocurriendo realmente ahora, para mi cerebro siempre es ahora. El tiempo psíquico no existe. Lo mismo ocurre cuando nos preocupamos o suponemos que va a pasar algo catastrófico en el futuro. Para nuestro cerebro estará pasando ahora y ahora activará un programa biológico, como si pasará realmente.

No hay que confundir el tiempo psíquico con el tiempo físico que si existe y es observable.

El tiempo que tarda una flor en crecer, en desarrollar sus pétalos y luego en perderlos. Eso es algo totalmente observable.

Entonces nunca debemos caer en la trampa de pensar en algún tiempo que no sea ahora, y menos en la de tener que perdonar o aceptar, la cual implica tiempo psicológico, otro gran fraude.

O veo lo que ocurre o no lo veo. O saco la mano del fuego ahora o no la saco nunca. El fuego seria una analogía de una situación dramática, vivida en un contexto de choque biológico, el cual necrosaría uno o varios relés de mi cerebro, adaptaría uno o varios órganos y me haría sufrir con un remanente psíquico, ya sea frustración, bronca, culpa, enojo, rencor, etc, es decir, el impacto biológico implicaría un sufrimiento mayor al de meter la mano en el fuego.

Es por eso que la única manera de salir verdaderamente del sufrimiento para poder estar en paz, es la de sincerarnos con nosotros mismos, lo cual implica una enorme cantidad de energía, debido al enorme nivel de adoctrinamiento que tenemos, luego observar por completo nuestras vidas, y abordar el complejo problema de la vida de una manera sencilla. No hay otra manera.

Solo la observación de “lo que es”, permite no entrar en el conflicto de resistirse a “lo que es”. Es importante darse cuenta de que aquel que se resiste a lo que es, piensa equivocadamente que puede cambiarlo. Ese es el gran engaño, el cual genera un enorme sufrimiento y dolor. Solo podemos cambiar nosotros, solo podemos florecer por nosotros mismo, no podemos hacer que otro florezca y tampoco podemos acelerar el proceso natural de crecimiento de una flor. Solo podemos observarla. Y si la observamos la dejamos ser, no intervenimos, al no intervenir, al respetar, cooperamos con el mundo, le damos amor al mundo.

La vida es movimiento y siempre que haya movimiento habrá algo nuevo, si hay algo nuevo es un camino coherente, es un camino de vida.

Si siempre ocurre lo mismo, no estamos vivos, hemos dejado de estarlo, hasta que decidamos volver a movernos, dejar de resistirnos a lo que es y observar el mundo con amor es el camino de salida de esta sociedad sin vida.

Con respecto al asunto del “egoísmo”, habría que investigar que es realmente y que es lo perjudicial del mismo, ya que si te das cuenta de que vos sos el mundo, de que la sociedad sos vos, y no como una idea sino como un hecho, la palabra egoísmo cambia de sentido.

Una vez que te dejas de resistir a lo que es, podes empezar a observar lo verdadero, la belleza del mundo, lo que es verdadero y lo que no.

Allí podes tener amor por el mundo, o por ti, solo cuando tu atención es total, cuando logras tener observación real sin la influencia del pasado, de la experiencia y de los pensamientos, aquellos que destruyen lo que es.

Lógicamente entonces lo único que existe son los vínculos y las relaciones. Ya que “lo que es” son las relaciones. Las relaciones son la sociedad. Es por esto que la atención a los vínculos, y la cooperación con los mismos, es el verdadero amor. Por lo tanto la sociedad es nuestra responsabilidad. ¿Cómo no vas a cooperar con alguien que te necesita, si esa persona eres tú? Cuando logres descubrir que tú eres el mundo y el mundo eres tu, todo cambiará al instante.

Tú como ser humano estas creando esta sociedad y eres parte de esta sociedad, entonces, tú eres la sociedad, tú eres el mundo, como un hecho no como una idea.

Son tus relaciones con los demás, tu comportamiento, tus conflictos, tus ambiciones, tu competencia, las que crean diariamente la estructura de la sociedad en la cual vivimos.

Todos compartimos la misma consciencia, dado que tenemos los mismos miedos, las mismas frustraciones, los mismos anhelos, las mismas broncas, etc. Es por esto que decimos que somos la sociedad como un hecho y no como una idea. Compartimos la misma consciencia.

Si te preguntas, ¿cómo dejar de ser egoísta? La única respuesta válida es -Solo deja de serlo, ahora, no lo intentes, no lo pienses, solo actúa. No preguntes “cómo” por que alguien te dirá que hacer y nuevamente estarás en conflicto.

Aquí mencionamos al egoísmo como la falta de atención a los demás, no como el hecho anteriormente descripto que atenta contra lo que es.

En caso de que no quieras ser “egoísta” con la definición de falta de atención al mundo o a tí,

Te brindamos algunas sugerencias para investigar por tí mismo: no seas corrupto, no busques la vanidad ni el orgullo, no digas soy superior a los demás. ¿Sabes que aprendes mucho cuando hay humildad?. 
¿Conoce la palabra 'humildad'? Aprendes mucho si eres realmente humilde. Pero si simplemente está buscando el éxito, el dinero, el poder, la posición, el estatus, comprende entonces que estás comenzando con la corrupción. No importa si tenes mucho o poco. Por eso es importante para ustedes, para todos ustedes, encontrar su propio talento y mantenerlo  aunque no les traiga éxito, fama y todo eso, lo cual a propósito es una tontería ya que de todos modos todos vamos a morir y lo perderemos por mas que lo tengamos. 
¿Por qué la gente no se da cuenta de esto?




Porque no prestan atención, no sienten, están pensando en sí mismos todo el tiempo, (cuando decimos en sí mismo, es en la construcción de un yo material creado por el sistema) en su trabajo, en su administración, en su empresa, en su sueldo, en su partido del deporte que sea, en su partido político, etc. ¿lo podes ver? No les interesa investigar en lo que realmente es, en el amor, en la vida, en la verdadera belleza, etc. Muy pocos penetran en la verdadera investigación, y aquellos descubren algo verdaderamente maravilloso.
Entonces; ¿Cómo dejas de ser egoísta? Respuesta: No seas egoísta. Sólo escucha.
Nunca le preguntes a nadie "cómo dejo de ser egoista". Ya que entonces te dirán "cómo", luego estás perdido. Esa es la mayor corrupción, cuando dejas de vivir por tí mismo y vives por lo que dice otro, cuando reconoces la autoridad has perdido la libertad.
Debemos averiguar todo por nosotros mismos, investigar, indagar, usar nuestro cerebro, dudar, preguntar. No te limites a aceptar. Investiga si estas en conflicto, lo que significa no tener conflictos contigo mismo o con alguien más ...

En caso de que quieras iniciar un verdadero camino de investigacion te invitamos a formarte en Nueva Medicina Germánica, para ivnestigar realmente como funciona tu cuerpo.

Ingresa a la formación de Nueva Medicina Germánica desde AQUÍ.

Articulos relacionados

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Gracias por la información;el egoísmo y la culpa, conceptos tan manipuladores y con los que tanto se insiste en las infancias 😑

  2. Excelente!
    Me agarró ansiedad de querer leer todos los artículos y no me da la vida jaja.
    Además que son para leer, leer y releer!
    Muchas gracias por tan valiosas reflexiones e información!